• CIANE

Y si la báscula no se mueve... Último episodio Primera Temporada Nutrición en tus manos PODCAST

Actualizado: 23 de nov de 2020


¿Y si la báscula no se mueve?

Porque pasa. Es frecuente más de lo que puedas pensar. Tal vez te ha pasado a ti y además del peso que tu cuerpo carga, ahora el peso de la frustración y de la culpa.

Yo he estado ahí, estoy ahí y soy nutrióloga.


Primero definamos peso:

1- Fuerza con que la Tierra atrae a un cuerpo, por acción de la gravedad.

2- Medida de propiedad de los cuerpos.

3- La masa es la cantidad de materia que contiene un cuerpo.

Ahora definamos báscula:

1- Instrumento para medir pesos, generalmente grandes, que consiste en una plataforma donde se coloca lo que se quiere pesar.



Por muchos años la ciencia, evidencia y profesionales de salud abanderados por los nutriólogos hemos atribuido al peso relación con la salud, a mayor peso menor salud y visceversa. Y esto tiene sentido como un indicador. Indicador que ha invadido hasta las casas y contando gran parte de ellas con una báscula (la mayoría). Pero no es un indicador absoluto.


Las básculas han avanzado tecnológicamente y ahora además del peso total también arroja indicadores de porcentaje de grasa, índice de grasa visceral, cantidad de agua, masa muscular y hasta edad metabólica. Existen equipos de bajo costo con buena relación costo-calidad, Hasta equipos súper profesionales con precios muy altos, dirigidos para nutriólogos o algunos médicos.


Pero la báscula no lo dice todo, tiene errores y no en su tecnología, sino que es muy difícil poder medir el “avance” en un plan diseñado y con el objetivo de medir los resultados en ella, ya que no eres el mismo o la misma que se pesó hace un mes o la semana pasada.



El cuerpo no funciona así.


No vivimos en un ambiente súper controlado como si estuviéramos en un estudio de laboratorio, sino que las situaciones de nuestro día a día, aun siguiendo una pauta nutricional al pie de la letra, pueden impactar en nuestra composición corporal, incluso el ciclo hormonal impacta de forma diferente día a día.


Y si tu objetivo es estar, ser y vivir mas saludable, no permitas que un número te desmotive. Porque no solo depende de la “fuerza de voluntad”.

Llevo 90 días o mas viviendo mas saludable y la báscula muerta de risa, pero mi piel, mi estado de ánimo, mi cuerpo, están mejor. Y no es que yo sea mi propio estudio y tenga la absoluta verdad (la cual spoiler no existe), sino que han sido años de conocer gente, convivir, pacientes y familia que vemos en la báscula el objetivo y perdemos realmente hacia donde debemos ir dirigidos.


Esto no es una invitación a no pesarte (también ya pasé por esto), pero es una invitación a no valorarte según hacia donde se mueve la báscula.



Hay mejores indicadores de perdida de tejido graso, pero el mejor indicador es que persigas y disfrutes tu camino hacia la salud.







Texto de Angélica Farfán

Cofunadora CIANE

cohost Podcast Nutrición en tus manos